Cómo escribir el titular perfecto para un artículo

7 octubre, 2020
Carlos Carbellido

10 años. Sí, una década hace ya que escribí el primer artículo en este blog. El cometido que más años llevo realizando, y que posiblemente más satisfacciones me ha generado: cambios profesionales, emprendedurismo, nuevas oportunidades personales, etc. Toda logro personal y profesional.

Y hoy quiero celebrarlo de la mejor forma, ¡con un nuevo artículo! En concreto, con un tema que llevo mucho tiempo guardado en borrador pero que considero clave para quienes, como yo, disfrutamos escribiendo: la elección del titular perfecto para un artículo. Vamos a ello.

titular perfecto

¿Qué es un titular?

El titular es el anzuelo que hará que tus potenciales lectores decidan hacer clic o no cuando lo ven en redes sociales o en Google.

Un buen titular ha de sugerir, no desvelar; ha de generar ganas de más.

Un mal titular puede hacer que un excelente artículo pase inadvertido. De la misma forma que uno que genere expectativas puede volverse en tu contra si el contenido no responde a las expectativas creadas. Esto último, desgraciadamente, es bastante habitual. Es lo que se conoce como clicbait.

Un mal titular puede hacer que un excelente artículo pase inadvertido.

Con el titular de un post de cualquier tipo de blog debemos lograr atraer el interés de los lectores, que sientan curiosidad por saber qué se esconde tras éste. Podríamos compararlo con el “Asunto” en un e-mail marketing.

A continuación voy a explicar una serie de consejos para que nuestro titular despierte el interés y no se pierda en el océano de las redes sociales.

¿Cómo debe ser un buen titular?

Un titular ha de ser inequívoco, concreto, entendible para todos los públicos y alejado del sensacionalismos o crear falsas expectativas.

Al igual que el primer párrafo de un artículo, el titular debe despetar la curiosidad de los lectores, quien con esta información se hará una idea de qué va a encontrar en el artículo.

Es conveniente que no exceda de las 6 palabras y contener lo más importante o de mayor relevancia del artículo, aunque luego en éste se traten otros temas relacionados entre sí. Y no ha de necesitar signos de puntuación como la coma o el punto y coma.

¿Cómo ha de ser el titular perfecto?

  • Corto. Sé breve. Como apuntaba en el epígrafe anterior, que no sume más de 6 palabras. Lo que quieras contar ya lo desarrollarás en el artículo.
  • Una única idea. Habitualmente, y más si buscamos artículos muy completos, en un mismo post se exponen varias ideas. Para el titular debemos elegir una única idea, la más potente. ¡Cuanto más claro sea, mejor!
  • Descriptivo. El titular perfecto ha de describir una información, aunque el tono puede varias, es decir, puede ser irónico, interrogativo, afirmativo, persuasivo…
  • Palabra o expresión gancho. Utiliza expresiones o términos como “Cómo…”, “Los 10…”, etc. En el epígrafe siguiente hablaremos al respecto con más detalle.
  • Adjetivos superlativos. Si puedes, incluye algún adjetivo superlativo: mejores, perfecto, más completa, excelente, increíble…
  • Palabra clave. Si el artículo forma parte de una estrategia de content marketing para potenciar el posicionamiento SEO del blog o página web, es conveniente que en el mismo se incluya la palabra clave que se pretende posicionar.
  • Promesa. ¿El titular ofrece al lector una recompensa o beneficio por su lectura? Si es así, ¡excelente! Destaca claramente cuál es ese beneficio.

10 palabras o expresiones gancho para un titular perfecto.

Las palabras “gancho” son esos “ingredientes” que siempre conviene añadir a un titular para que uno bueno se convierta en uno perfecto. Éstas son algunas:

  1. Secretos/Trucos/Tips. Todos somos curiosos. Y si en un artículo se nos revela algo que hasta la fecha nadie sabía, pues haremos clic para leerlo. ¡Pero recuerda siempre no crear falsas expectativas! Un ejemplo sería: “Cinco trucos que nadie te había contado…” o “Los 3 mejores trucos para…”.
  2. Gratis. Lo gratis siempre vende, aunque resulte paradójico. Si en el artículo ofreces algún contenido gratuito (una guía, un e-book, una plantilla…) seguro que funciona.
  3. Absoluto / Definitivo. Personalmente me parece muy pretencioso definir un artículo como tal siendo que realmente no lo es. Pero hay muchos autores que titulan así sus publicaciones: “La guía definitiva..”. Quizá capte mucho la atención de los lectores, pero deberá ser un contenido excepcional para no defraudar.
  4. Palabras negativas. Aunque podamos pensar lo contrario, los titulares negativo sí resultan atractivos, aunque tampoco conviene abusar. “Los mejores blog de marketing digital que seguramente no conoces” sería un ejemplo.
  5. Errores. Expresiones como “Los errores más habituales…” suelen ser titulares que captan la atención. Por ejemplo, “Los errores más comunes que cometemos en redes sociales”.
  6. Listados enumerados. La fórmula de crear un listado enumerado siempre funciona. “Los 10 mejores…”, “5 libros que…”. Es importante tener en cuenta el número del listado: 3, 5, 10, 25, 50… Números “redondos”. No te quedes en 23 ó 37.
  7. Fácil. Tanto el adjetivo como el adverbio “fácilmente” serian válidos. O en su ausencia, expresiones que denoten sencillez. “Guía para principiantes…” o “… para dummis”. Especialmente aconsejable cuando nos dirigimos a un público poco entendido en la materia.
  8. Acción. Incluye siempre verbos activos que denote acción: conseguir, aprender, buscar, mejorar…
  9. Cómo + infinitivo ó también conocidos como “How to…”. Los titulares que comienzan por “Cómo + verbo en infinitivo” funcionan muy bien porque ofrecen una promesa y en el artículo se explica la solución. Además, suele ser una expresión muy recurrente en las búsquedas orgánicas de Google.
  10. “…antes de…”. Esta expresión genera necesidad de hacer algo lo más pronto posible. “Los 5 lugares que tienes que visitar antes de que acabe el año, “10 libros que has de leer antes de cumplir los 30 años, etc.”.

Todas estas fórmulas pueden combinarse entre sí. Es decir, un mismo titular puede ser un listado enumerado e ir acompañado del adverbio “fácilmente”.

También un buen titular nos puede servir como “asunto” en una campaña de e-mail marketing.

Piensa en SEO cuando redactes un titular

Si tu blog forma parte de una estrategia de posicionamiento SEO, cada artículo deberá estar planteado y redactado en términos de SEO. En este blog encontrarás un artículo con más información al respecto que te resultará muy útil.

Antes de titular analiza cuál es la keyword que más volumen de búsqueda tiene de todas las que vas a trabajar en el artículo. Por ejemplo, si estás pensando en redactar un artículo sobre cómo conseguir seguidores en Instagram, analiza antes qué término o expresión se busca más: ganar seguidores, conseguir seguidores o lograr seguidores.

Text A/B. Prueba qué titular funciona mejor.

Como en cualquier acción de marketing digital, lo mejor es medir, analizar y optimizar. Y en el caso de los titulares, también. No debemos nunca quedarnos con el primer titular.

El titular perfecto es aquel que consigue atraer la atención del mayor número de lectores, y esto lo comprobaremos analizando su CTR.

El titular perfecto es aquel que consigue atraer la atención del mayor número de lectores.

Para ello utilizo la herramienta de difusión de contenido BlogsterAPP. Esta herramienta me permite difundir automáticamente todas las entradas de mi blog, o aquellas que me interesan, en mis redes sociales y asignarles a cada una de ellas hasta 5 titulares distintos.

De esta forma, transcurrido un tiempo – 1 mes por ejemplo – podré saber cuál de los cinco titulares consigue más clics. Y si no es el titular del artículo, tomaré la decisión de modificarlo o no. ¿A que resulta interesante?

Por ejemplo, para este artículo puedo optar por dos opciones:

  • “Cómo escribir el titular perfecto”
  • “Copywriter: Las claves para escribir el titular perfecto”.

¿Cuál funcionará mejor? No lo sabemos. Hagamos la prueba y tomemos decisiones.

También puedes hacer un testeo mediante una campaña de e-mail marketing. Prepara el envío de tu próximo newsletter haciendo una campaña de testing A/B, modificando únicamente el asunto. Aquel envío que logre una mejor tasa de apertura será con el que finalmente nos quedemos.

¿Qué os parece? ¿Soléis darle al asunto la importancia que merece? ¡Os leo!

2 Comentarios. Leave new

Jose Montero
8 octubre, 2020 12:53

Excelente artículo Carlos, preciso y rico en contenido !

Carlos Carbellido
8 octubre, 2020 12:54

Gracias Jose!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.