Guía para padres: Cómo evitar los peligros de las redes sociales

29 diciembre, 2019
Carlos Carbellido

La adicción a las redes sociales afecta a todos, tanto a adultos como a niños. Antes era la televisión la encargada de “entretener ” a los niños. Ahora es el dispositivo móvil el juguete con el que los menores pasan horas y horas. Como padres, debemos tomar conciencia de los peligros que un uso indebido conlleva.

adicion rrss

¿Son nuestros hijos adictos a las redes sociales?

Quizá los hijos no sean más que el reflejo de los padres. ¿Eres de los que consulta el móvil antes de dormir? ¿O de los que lo tiene a mano mientras come con la familia o amigos? ¿Aprovechas un semáforo para contestar un WhatApp? Si es tu caso, quizá tú también eres adicto al móvil. En estos casos, no nos extrañe que nuestros hijos también lo sean. Dicho esto, es conveniente conocer cuáles son los principales peligros de un mal uso de las redes sociales y cómo evitarlos.

¿Son peligrosas las redes sociales?

Depende. Depende del uso que se haga de ellas. Pueden ser una excelente herramienta de comunicación para niños y adolescentes; y también pueden ser una ventana de exposición muy peligrosa.

Estos peligros no son nuevos. El acoso, la pederastia o la intimidación son peligros que han encontrado en Internet un nuevo espacio de actuación. Veamos a continuación cómo identificar estos peligros.

Principales peligros de las redes sociales: Acoso cibernético, pederastas online e invasión de privacidad.

Acoso cibernético

Se entiende como acoso cibernético el uso de Internet u otras tecnologías para enviar o publicar contenido (fotos o texto) con la intención de perjudicar o avergonzar a otra persona. Podemos encontrar ataques, hostigamientos, suplantación de identidad, bromas pesadas y difamaciones.

Pederastas online

Internet es un espacio ideal para los pederastas. Pueden, de una forma muy sencilla, esconderse tras una identidad falsa para contactar con sus víctimas.

Se trata de delincuentes que capta la atención de los niños con el fin de tener sexo con ellos. Utilizan la información publicada por los menores para encontrarlos físicamente y extorsionarlos.

Invasión de privacidad, suplantación o robo de identidad

Es muy fácil que esto ocurra si compartimos demasiada información personal: fotos, contraseñas poco seguras, etc.

ciber acoso

Recomendaciones para evitar los peligros de Internet y las redes sociales

La dependencia al móvil puede dar lugar a los peligros antes mencionados. Por ello, conviene atender esta serie de recomendaciones para evitar los peligros de Internet y las redes sociales en los niños y adolescentes.

Averigua en qué redes están tus hijos

Si los niños tienen móvil, casi con toda seguridad se habrán creado perfiles en redes sociales para estar en contacto con sus amigos. En este caso, conviene que los padres sepan en qué redes sociales están sus hijos, conozcan cómo funcionan y cómo se configuran las opciones de privacidad.

La mayoría de los jóvenes de entre 12 a 16 años están en TikTok o Instagram.

Perfiles privados en lugar de públicos

TikTok, Instagram o Facebook dan la posibilidad de que los perfiles de los menores sean públicos o privados. Es conveniente que sean privados. De esta forma nos aseguramos que el contenido que publican sólo lo verán sus contactos.

Conoce a todos sus contactos

Es muy importante concienciar a los menores de que sólo tengan como contacto a personas que conocen realmente: amigos o familiares. Pero no sólo esto. También es conveniente que, como padres y madres, sepamos quienes son los contactos de nuestros hijos.

Advierte del peligro de hablar con desconocidos

En redes sociales cualquier individuo puede crearse un perfil falso y hacerse pasar por otra persona. Por ello, para evitar los peligros mencionados al principio, es primordial que los menores tomen conciencia de ello y nunca hablen con usuarios que no conocen. En las redes hay muchos lobos con piel de cordero.

Limita el tiempo de uso de las redes sociales

Las redes sociales son adictivas. El hecho de que su contenido sea infinito provoca que los menores puedan estar consumiendo contenido durante horas, sin ningún aporte. Por ello, conviene establecer un horario del uso del móvil y de acceso a las redes sociales. Para ello, recomendamos usar algunas de las mejores APPs gratuitas para el control parental.

No publicar datos personales

En ninguna red social debemos publicar datos de carácter personal, ni los niños ni los adultos, salvo excepciones como pueden ser los datos de contacto en LinkedIn. Por datos personales nos referimos – en el caso de los menores – nombres completos, dirección, fotos personales propias o de terceros, teléfonos, correos electrónicos, datos bancarios, etc. Tampoco se han de compartir estos datos con otros usuarios a través de redes sociales, incluyendo WhatApp.

Compartir demasiada información podría suponer una vulnerabilidad frente a los acosadores cibernéticos, los pederastas online, la invasión de la privacidad y el robo de identidad.

Nada de compartir contenido personal

Por contenido personal nos referimos a textos, vídeos o fotografías que puedan indicar dónde vive el menor con su familia, que se está de vacaciones, que el niño está solo en casa, íntimas… Este material no ha de ser publicado de forma pública en ninguna red social ni compartido mediante mensajes privados con usuarios desconocidos.

Da ejemplo y gánate su confianza

De todas las recomendaciones ésta es, sin duda, la más importantes. Los niños hacen lo que ven que hacen las madres y padres. Si como adulto estás enganchado al móvil es conveniente que tomes conciencia de ello. Los hijos no son más que un reflejo de lo que los adultos hacemos. Deja el móvil a un lado y opta por leer un libro con él, pasear en bicicleta, pintar, visitar museos… ¡El mundo offline es apasionante!

La confianza de los hijos es clave para prevenir los peligros de las redes sociales.

Y tú, como padre o madre, ¿qué medidas tomas para prevenir a tus hijos o hijas de los peligros de las redes sociales y de Internet? ¡Cuéntanos!

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.