Cómo crear un blog desde 0

Si decides convertirte en bloguero de viajes, moda, cocina o cualquier otra temática, ¡enhorabuena! Esto es apasionante, pero requiere dedicación, ilusión y sobre todo, constancia. A continuación te voy a explicar cómo crear un blog desde 0 y todo lo que tienes que tener en cuenta.

crear blog

¿Qué es un blog?

Según Wikipedia:

Un blog, o en español también una bitácora, es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos o artículos de uno o varios autores, apareciendo primero el más reciente, donde el autor conserva siempre la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente.

Este término inglés blog o weblog proviene de las palabras web y log (‘log’ en inglés = diario). El término bitácora, en referencia a los antiguos cuadernos bitácoras de los barcos, se utiliza preferentemente cuando el autor escribe sobre su vida propia como si fuese un diario, pero publicado en la web (en línea).

Un blog es una de las herramientas que dio origen a lo que se ha denominado web 2.0. Pues permite a cualquier usuario de Internet crear contenidos.

Preguntas previas antes de crear un blog desde 0

Antes de comenzar a crear un blog de moda, viajes, cocina, marketing digital o cualquier otra temática, y dando que esto supone un gran esfuerzo, quiero que respondas a estas preguntas. Y si la respuesta mayoritaria es «sí», ¡adelante! Tienes todo mi apoyo.

crear blog
¿Tienes algo que contar?

Si no tienes nada que aportar, es mejor no decir nada. Fusilar los artículos de otros está muy mal visto. Ser bloguero implica querer y saber exponer algo de una forma clara y concisa, es mejor dejarse de metáforas y figuras retóricas enrevesadas. Por tanto, si tienes algo que escribir, escríbelo de forma que resulte de interés logrando que los lectores lleguen al final del post.

¿Disfrutas escribiendo?

Un blog es una afición, no una obligación. Si no te gusta escribir, si eras de los que copiabas de tus hermanos hasta la carta a los Reyes Magos, es difícil que disfrutes con un blog.

¿Tienes tiempo?

Escribir requiere tiempo. Y si te propones redactar al menos 1 post a la semana (qué menos si quieres conseguir cierta notoriedad), supondrá que los domingos por la mañana, por ejemplo, en lugar de estar con tus amigos tomando una cerveza y contándoles tus historias, estés con tu ordenador contándoles también tus historias a tus amigos 2.0. A principio no es lo mismo, pero con el tiempo, resulta gratificante.

¿Tienes ganas?

Estar motivado es fundamental, quizá lo más importante para gestionar un blog. Nadie te lo va a agradecer, a priori, nadie va a premiarte por tu esfuerzo más que tú. Pero si tienes claro tu objetivo, y trabajas por lograrlo, cada día estarás más motivado.

¿Sabes del tema?

Escribe sobre un tema que te apasione o te interese. Si un tema no te interesa, ni vas a saber de qué escribir ni tendrás motivación.

¿Sabes encajar las críticas?

Un blog es un lugar abierto a comentarios y críticas, por lo que toda aportación o discrepancia ha de ser bienvenida.

¿Tienes paciencia?

Al día siguiente de publicar tu primer posts, entrarás en Google Analytics y comprobarás que sólo hay 2 visitas: la tuya, y la tuya desde el trabajo. Ni siquiera tus amigos, a los que obligaste a que entraran, te han hecho caso. Tranquilo, es lógico. Las visitas llegarán poco a poco y tienes paciencia y saber esperar, y escribir contenidos de interés.

¿Eres exigente contigo mismo?

No te conformes con escribir cualquier cosa. Cuando publicas algo queda ahí in saecula saeculorum al alcance de cualquiera. Por tanto, antes de darle al botón de publicar, asegúrate que lo que publicas hoy, no vayas a arrepentirte mañana. Esto no quita que hoy expongas una opinión y a los años vuelvas a revisarla y diga: ¡Cómo pude escribir esto! Nos pasa a todos, pero eso es bueno. Señal que hemos aprendido.

¿Eres constante?

Un blog hay que actualizarlo periódicamente y para ello hay que ser constante en la generación de contenidos. Si queremos lograr unos seguidores fieles, tenemos que ofrecer con frecuencia contenido de interés. Mínimo 2 posts al mes.

como crear blog

Guía para crear un blog paso a paso

A continuación te voy a explicar paso a paso todo lo que debes concretar antes de crear tu blog. ¡Presta atención!

  1. Objetivo del blog.

    Lo primero que tenemos que tener claro para crear un blog desde 0 es el objetivo.
    Pueden ser diversos los objetivos: creación de personal branding para posicionarnos como expertos en un ámbito; como estrategia SEO, para vender formación o infoproductos, para generar leads cualificados… Si tu objetivo es hacerte rico, mejor no comiences.

  2. Público Objetivo. ¿Quién quieres que te lea?

    Identifica a quien te quieres dirigir con las publicaciones de tu blog y define ese perfil: qué tipo de contenido suelen leer, qué buscan en la red, qué les inspira, etc.

  3. Autores: ¿Quién o quienes van a redactar los artículos?

    Un blog puede tener un autor o varios autores. Y éstos pueden estar o no identificados. Esto último sólo es habitual en algunos blogs corporativos.

  4. Temática del blog. ¿De qué vas a escribir?

    La temática es aquello de lo que vamos a hablar. En mi caso, de marketing digital.
    Sí o sí tenemos que tenerla clara desde el principio. No vale cada día escribir de uno distinto.
    Si somos muy aficionados al cine y nos apasiona la F1, y queremos escribir de ello; o buscamos una fórmula creativa para conjugarlos, o mejor, crear dos blogs. Pero esto último no te lo recomiendo.

  5. Nombre del blog.

    Determina cómo se va a llamar el blog. Asegúrate que sea un nombre corto, distintivo, que defina la temática y fácil de recordar. Hay algunos de marketing y publicidad con nombres muy originales: «40 de fiebre«, «La criatura creativa» y «No sin mis cookies» son 3 buenos ejemplos. ¿Los conoces?
    Yo aposté por «Un Community Manager» porque era el posicionamiento profesional que quería trabajar.

  6. Tipo de blog.

    Un blog puede ser personal, profesional o corporativo.

  7. Frecuencia de publicación. ¿Cada cuánto tiempo vas a publicar?

    La frecuencia depende de tus objetivos, la antigüedad del blog o la disponibilidad.
    Lo ideal es mínimo 1 artículo a la semana. Y si estás comenzando, mejor 2 a la semana. Pero siempre es mejor 1 de calidad que no 2 que no aporten nada.

  8. Contenido.

    El contenido es la esencia de un blog. Es aquí donde decidiremos sobre qué temáticas y con qué formato vamos a publicar.
    Por experiencia te digo que el contenido evoluciona de la misma forma que evolucionan sus autores.

  9. Tono. ¿Cómo vas a expresarte?

    El tono es el cómo decimos las cosas. Tan importante como lo que decimos.
    En los blogs personales se suele apostar por un tono personal, es decir, que escuchemos «la voz» de su autor.
    Éste tono puede ser humorístico, sarcástico, crítico, coloquial, etc. Y dependerá de tu personalidad, la temática y a quién te dirijas. Lo que sí es importante es que sea el mismo en todos los artículos.

  10. Extracto.

    El extracto es un breve resumen donde se de qué trata el blog. Esta información no tiene por qué estar publicada, pero sí es conveniente redactarla. Si quieres incluir tu blog en algún directorio te será muy útil.

  11. Dominio.

    El dominio es – según la RAE – la denominación que identifica a un sitio en la red y que indica su pertenencia a una categoría determinada.
    Lo más razonable es que el domino coincida con el nombre del sitio web. Y ante la duda de si registrar el .com o el .es, mi recomendación es que registres los dos; y uno redirija al otro.

  12. Hosting.

    Para crear nuestro blog también necesitamos disponer de un hosting.
    El hosting es el lugar donde nuestra web va a estar alojada. Lo importante para elegir uno es saber dónde están ubicados sus servidores – preferiblemente en nuestro país-, si nos ofrece un buen servicio de atención al cliente, el espacio disponible y el precio. 
    Lo más barato muchas veces no es lo más aconsejable. Y nunca está de más preguntar a un amigo su experiencia con su hosting.
    Muchas empresas ofertan packs «Dominio + Hosting». Por experiencia, recomiendo Raiola o Dinahosting.

  13. El CMS.

    El CMS es un sistema de gestión de contenidos que permite crear un entorno de trabajo en un hosting para la gestión y programación de un blog, una página web o una tienda online.
    En el caso de un blog, sin duda, optaremos por WordPress.org.

  14. Tema o theme para WordPress.

    El tema – que no debemos confundir con la temática – es el diseño completo para un blog. Incluye todos los elementos propios del diseño (tipografías, colores, etc.)
    WordPress te ofrece temas gratuitos, pero si quieres ir un paso más, apuesta por un tema que te guste aunque sea de pago. Recuerda que lo visual comunica.

  15. Estructura de contenido.

    Por último, pero no menos importante, debemos definir cómo vamos a estructurar el contenido: categorías, etiquetas, etc. Esto lo vemos con más detalle en el artículo «Cómo redactar un post para un blog«.

Una vez que tenemos todos los puntos definidos, sólo nos quedará acceder a nuestro hosting y comenzar a programarlo. Si esta parte te resulta muy compleja, lo mejor es que delegues este trabajo en un desarrollador web.

Mientras, te recomiendo comenzar ya a redactar los primeros artículos, para que cuando lo presentes en sociedad, ya tenga contenido. ¡Mucha suerte en tu viaje como bloguero de moda, viajes, cocina…!

[actionbox color=»primary» title=»Cómo ser blogger: la guía definitiva» description=»» btn_label=»¡Quiero leerla!» btn_link=»https://www.uncommunitymanager.es/como-ser-blogger/» btn_color=»primary» btn_size=»big» btn_icon=»comments» btn_external=»0″]

Newsletter

Please wait...

¡Gracias por suscribirte!