Twitter Ads o cómo planificar una campaña de publicidad en Twitter

22 junio, 2014
Carlos Carbellido Monzó

La red social Twitter nos permite gestionar campañas de publicidad, aunque su implantación en las estrategias social media de las empresas no está tan extendida como otras herramientas publicitarias como Google Adwords o Facebook Ads. Cabe señalar que las opciones que ofrece son mucho menores.

Pero, ¿qué tenemos que hacer para crear una campaña? ¿Cualquier usuario puede promover sus tweets? ¿Qué formatos están disponibles? ¿Es posible segmentar? ¿Cuánto cuesta? Vamos a ir contestando a cada una de estas preguntas o a cualquier otra que nos hagáis en los comentarios de este post.

Primero, crear una cuenta de publicidad en Twitter es muy sencillo. Hay que acceder a business.twitter.com e indicar cuál es el país desde el cuál vamos a gestionar la campaña (por el tema de facturación), independientemente de la segmentación geográfica de la campaña; e indicar la inversión mensual estimada de la o las campañas a planificar.

Una vez dada de alta la cuenta, crearemos una campaña. Lo primero que tenemos que decidir es qué queremos promover. Twitter Ads nos ofrece dos opciones: promover nuestra cuentapromover un tweet o ambas.

Publicidad en Twitter

Promover una cuenta significa hacer una campaña para lograr nuevos seguidores. En este caso sólo pagaremos por cada seguidor que logremos con la campaña, no aquellos que se consigan de forma orgánica (natural) estando la campaña activa. En este caso, nuestra cuenta, con un mensaje que indica que es una cuenta promocionada, aparecerá en la sección “A quién seguir” de las cuentas de los usuarios que hemos definido como público objetivo.

Promover tweet nos servirá si nuestro objetivo sea alcanzar a más usuarios con nuestros twetts. En este caso nuestros tweets aparecerán de forma destacada (indicado con un mensaje de “Promocionado por (Cuenta usuario)”) en el timeline de los usuarios que hayamos segmentado. Sólo pagaremos cuando los usuarios interactuen con nuestro tweets: retwitteen, respondan, añadan como favorito y sigan un Tweet.

Una vez que hemos decidido qué vamos a promover tenemos que planificar la campaña: darle un nombre, indicar las fechas y la segmentación: a quien vamos a dirigir nuestra campaña.

En cuanto la segmentación, disponemos de dos opciones: “Intereses y seguidores” o “Audiencia personalizada”. Esta última es más compleja pues requiere de un socio publicitario para poder gestionarla, pero cuyos resultados pueden ser muy efectivos en cuanto ROI.

La segmentación por seguidores nos permite alcanzar a usuarios que siguen a una o varias cuentas similares o a usuarios con intereses similares a esas otras cuentas. Por ejemplo, si queremos promover la cuenta de Twitter de un cantante, podemos hacer que la cuenta promovida sea vista por aquellos usuarios que siguen la cuenta de otro cantante similar.

Podemos ampliar la segmentación añadiendo intereses. Así alcanzaremos a los usuarios interesados en estas categorías, por ejemplo: publicidad y marketing.

Una vez realizada esta segmentación decidiremos dónde queremos que sea visible, por ejemplo en España, si queremos que sea vista por hombres, mujeres o ambos y si queremos limitar la segmentación por idioma.

En la opción de “tweets promovidos”debemos redactar el tweet a promover. Consejos para ello:

  • Incluye “Síguenos”.
  • Informa a los usuarios por qué deben seguirlo.
  • No incluyas enlaces adicionales que distraigan al usuario del botón “Seguir”.

tweets promovidos
Por último ya sólo nos queda determinar un presupuesto diario (obligatorio) y si queremos, uno total. Una vez alcanzado la campaña se detendrá.

También podemos determinar el ritmo de la campaña: acelerado (que los anuncios se muestren tan rápido como sea posible) o estándar (paulatinamente a lo largo de todo el día). Lo recomendable, la segunda opción.

Al igual que en Facebook Ads o Google Adwords, podemos determinar la puja: cuánto estamos dispuestos a pagar por cada nuevos seguidor o por cada interacción con el tweet promovido. La propia herramienta nos hace una sugerencia.

El coste medio por nuevo seguidor o interacción suele ser mayor que una campaña de Facebook Ads.

Lo último que nos queda es indicar los datos de la tarjeta de crédito donde queremos que se efectúen los pagos, esperar a que comience la campaña e ir optimizándola conforme vayamos viendo los resultados.

Otra de las ventajas de disponer de una cuenta de publicidad en Twitter es que te da acceso a Twitter Analytics.

En próximos posts hablaremos de cómo medir y evaluar la actividad en Twitter de una cuenta con esta herramienta. Mientras os invito descubrid Twitter Ads y comprobad si en vuestra próxima estrategia social media podéis plantear una campaña. Si tenéis alguna duda, no tenéis más que comentarla.

3 Comentarios. Leave new

software fisioterapia
21 enero, 2016 18:56

Muy buen post. Nunca hubiera imaginado que se le pudiera sacar partido a Twitter en este aspecto. Muchas gracias!

aproximadamente que costo tiene?

Por seguidores
Interaccion de Tweets

Carlos Carbellido Monzó
24 febrero, 2016 18:56

La publicidad en Twitter no es especialmente barata. Suele costar un euro o más la interacción o el nuevo seguidor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *