III Maratón Social Business, una excusa para reflexionar

29 octubre, 2014
Carlos Carbellido Monzó

Maraton Social Business“Soy demasiado joven”, “la cosa está fatal”, “no tengo tiempo”, “soy demasiado mayor”, “no tengo suerte“… Todo excusas para no salir de la confortable zona del “no confort”. Argumentos para no avanzar. Porque como bien dijo María Fernández en el III Maratón Social Business “o tienes excusas o tienes resultados”. Y para obtener resultados hay que aprender, con actitud positiva y preguntando. No pasa nada por preguntar, ya que el ignorante que no pregunta hoy será un ignorante toda la vida.

Esta reflexión es sólo una muestra de todo lo escuchado en el evento organizado por Juan Merodio. Una cita anual a la que por primera vez he asistido pero que ya la he marcado en rojo en el calendario para el próximo año.

No es un evento social media más. Es más que un evento social media.

Alicia Senovilla, Isra García, Rodolfo Carpintier, Ángel Luis Tendero, Ándres Contreras,  Julio Aliaga, Alfonso Alcántara, María Fernández, Fernando Fregeneda, Juan Luis Gonzalez, Álvaro Merino, Manuel Amate, Luis Samblas, Antonio Ruiz, José Fco. Pereiro, Raúl Vázquez, Phil Gonzalez, Diana López y Gema Hassen-Bey, además de Juan Merodio, reflexionaron sobre las claves del éxito para los negocios, la motivación personal, personal branding, la empresa 2.0, el “españolito”, el modelo educativo español, el cliente y la felicidad. ¡Un auténtico maratón!

A continuación, os resumo lo más destacado de lo que dio de sí el día. No citaré a quién corresponde cada afirmación, pues en su mayoría fueron opiniones que compartieron todos los participantes.

La clave del éxito para los negocios

El éxito de los negocios está en ser buenas personas, no en decir que eres líder. Si lo eres, el consumidor ya lo sabe. Además, éste no quiere empresas líderes, quiere “empresas amigas”.

Podemos agrupar las empresas en dos: empresas que aportan y las “low-cost, pero sin antes olvidar que si lo “profesional” nos parece caro, esperemos a comprobar cuánto nos cuesta lo “amateur“.

Motivación, pasión y curiosidad

“Quién tenga pasión por su negocio, su idea, podrá vivir de su pasión”, afirmó Rodolfo Carpintier.

Con motivación se encuentra trabajo. Quizá no haya nada que produzca mayor satisfacción que hacer de tu pasión, tu trabajo. Y esto es, sin duda, la mejor forma de ponérselo difícil a tus competidores. A esta debemos también sumar la curiosidad. Aunque cada vez estamos más carentes de curiosidad, de ganas de aprender. ¡Es triste escuchar a gente de 22 años decir que “ya está todo inventado”! Y esta, la curiosidad, es algo instinto del ser humano que nos están anulando.

La marca personal

No eres lo que sabes, eres lo que haces. Y no sólo hay que ser experto en eso que has decidido especializarte, sino parecerlo. Recuerda que todo comunica, hasta el silencio. Y si el contenido que generamos en social media es malo, estamos comunicando lo malos que somos. “Es mejor – como bien apuntó Alfonso Alcántara – hacerlo (comunicar) una vez al mes pero bien, que no todos los días pero mal”. Podemos citar como ejemplo los blogs que únicamente publican contenido por el posicionamiento SEO. Si el contenido generado resulta irrelevante, perderás el interés de tu comunidad.

Focalizar es la clave. Especialízate en un ámbito, pero no has de ser bueno, has de ser MUY bueno. No pretendemos ser el mejor en todo. Nadie, a excepción de Andrés Contreras, es un “superhéroe”.

Las empresas 2.0

Alicia Senovilla lo tiene claro. “No hay que estar en todas las redes sociales. Hay que estar donde está tu publico”. Y añadió: “La TV me permitía hablarle a mis “maris”, como yo las llamo cariñosamente, pero no podían contestarme”. Ahora, gracias a las redes sociales, puedo hablar a mi comunidad. Antes me dirigía a ellas pero no me respondían.”

Si algo me entusiasmó de la entrevista que le realizó Juan Merodio fue su humildad. “Yo pensaba que Tuenti era una raza de perro”.

El modelo educativo español

Andrés Contreras nos hizo reflexionar sobre nuestro modelo educativo. “Un modelo desfasado que replica teorías desfasadas, diseñado para crear individuos que no razonan, sólo memorizan.” ¡Y qué razón! Aún recuerdo cuando en clase de música nos hacían aprendernos las biografías de los músicos “con puntos y comas” y recitarlas como loros. Sin entender. Sin razonar.

Desde pequeños se nos enseña a ser competitivos. ¿Y qué sucede luego? Que nos encontramos en las empresas con empleados individualistas, competitivos, dispuestos a “pisar” a sus compañeros a cualquier precio.

Y el modelo de gestión empresarial

Delegar es saber confiar, pero de verdad. ¿Qué sentido tiene contratar a alguien por su trayectoria profesional y conocimientos si no vamos a confiar en él, si sólo vamos a pretender que se limite a hacer nuestra voluntad? Para eso, cualquiera sirve. ¿Pero el problema que tenemos en España sabéis cual es? Que si destacas por encima de tus superiores… Ya sabes.

Además, los propios empleados de la empresa deberían ser los principales embajadores de la misma. Pero para ello es necesario un cambio en la mentalidad en la visión de la empresa y del mercado, claves para el éxito.

Otro factor clave es ponerle cara a los negocios, “personalizar” las empresas. Detrás de una marca, una empresa, hay personas.

¿Amigos o clientes?

Las empresas en redes sociales no han de hacer clientes, han de hacer amigos. Pues los clientes critican y los amigos recomiendan. Y ya lo apuntábamos en párrafos anteriores, los clientes buscan “empresas amigas”. Y si queremos ganarnos su confianza, debemos “emocionarle”, llegarle al corazón. Sólo así lograremos “ganarlos” de por vida.

Pero de todo lo escuchado me quedo con dos afirmaciones “Es más fácil tomar antidepresivos que aprender a ser feliz” y “La primera obligación de todo ser humano es ser feliz, la segunda, hacer feliz a los demás”.

Si queréis ver el maratón, aquí os dejo el video del streaming.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *