El prosumer o consumidor 2.0

9 octubre, 2010
Carlos Carbellido Monzó

Los cambios sociales, económicos y tecnológicos han revolucionado la manera de hacer negocios y comunicarse. Internet ha supuesto un revulsivo en cuanto la relación marca-consumidor. Un cambio que ha obligado a las empresas a rediseñar sus estrategias de marketing. Antes las empresas controlaban la comunicación. Mucho antes las empresas controlaban la oferta. Pero ahora el consumidor elige

En la era de la comunicación 2.0 el consumidor forma parte de comunidades, dejando de ser un agente pasivo para pasar a convertirse en proactivo, surgiendo así el concepto prosumer. Un nuevo perfil que ya no busca comprar productos, quiere comprar experiencias.

prosumerAhora este nuevo consumidor, el prosumer:

  • Se informa antes de decirse por comprar o consumir un producto o servicio (cosméticos, coches, restaurantes, hoteles, películas…). Busca la opinión de otros consumidores en foros, blogs, redes sociales o cualquier otra herramienta social media. Un comentario positivo o negativo o  una mala experiencia de otro consumidor, cobra cada día más importancia en la decisión de compra.
  • Está hiperconectado. Desde que se despierta hasta que se acuesta está a su alcance un dispositivo con conexión a Internet que le facilita toda la información que requiere.
  • Genera contenidos. La creación de un blog, escribir un comentario o subir un vídeo está al alcance de todos los internautas. Todos los consumidores son generadores de contenidos. En ocasiones esos contenidos se refieren a su experiencia con determinadas marcas.
  • Tiene voz y opina. Decíamos que se informa leyendo la opinión de otros, pero también da su opinión. Participa en foros respondiendo y planteando dudas, participa en encuestas, postea en su blog, twittea qué le ha parecido lo último que ha comprado…
  • Escucha recomendaciones. La opinión de un amigo, conocido o simplemente de otro usuario tiene más validez que cualquier mensaje publicitario lanzado por la propia marca.
  • Recomienda a sus amigos, familiares y, en definitiva, a su comunidad, aquello le gusta, que aconseja o que le ha sido de utilidad.
  • Es 24x7x365. En cualquier momento tiene a su alcance la posibilidad de comprar, opinar, hacer una reserva online, publicar una foto de dónde está… Ya no hay horarios, y las empresas, debemos ser conscientes de ello.
  • Influye en la opinión de otros consumidores. De la misma forma que él escucha, su opinión también tiene repercusión en otros prosumers.

En este sentido, el auge de las redes sociales como Facebook o Twitter han ayudado a que el  consumidor ostente cada día más poder ante la marca, de ahí la necesidad de ésta de participar en la conversación 2.0, surgiendo como consecuencia de ello la figura del community manager. Pero de esto, ya hablamos anteriormente y seguiremos hablando a lo largo de este blog.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *