Cómo ser blogger paso a paso: Antes de redactar tu primer post (II)

9 abril, 2014
Carlos Carbellido Monzó

Continuando con los artículos de la temática “Cómo ser blogger”, vamos a aprender en éste qué debemos hacer antes publicar un post en un blog.

Como bien indicamos en “Cómo ser blogger paso a paso: La creación de un blog (I)”, ser blogger requiere dedicación y un compromiso, tanto personal como con nuestra comunidad de seguidores.

escribir un postPero, ¿qué es un post?

Un post es la entrada o artículo donde se expone y desarrolla un tema y se publica en un blog, apareciendo publicado en orden cronológico, siendo el último el más reciente. Se archivan o clasifican en categorías dentro del propio blog y es posible realizar comentarios o compartirlo en las redes sociales. Esto último es una de las características propias de la web 2.0.

Si ya tenemos el blog creado y publicado, ahora es cuestión de ponerse a redactar. Pero antes de darle al botón de “Añadir nueva entrada” es conveniente tener en cuenta los siguientes 7 aspectos:

  1. Define el objetivo y el tema. ¿Qué quieres conseguir con el nuevo posts que vas a escribir y de qué va a tratar? Por ejemplo, si eres un e-commerce de tecnología puedes hablar de las últimas novedades de una de las marcas que comercializas, con el objetivo de posicionar correctamente ese artículo y atraer nuevas visitas.
  2. Establecer un calendario editorial. Es aconsejable planificar las publicaciones de los temas que vamos a postear y con qué periodicidad. Lo idóneo es 1 ó 2 veces por semana, pero posiblemente si el blog es de un único autor, nos sea difícil mantener este ritmo. Ello nos ayudará a alternar temas y lograr que nuestro blog ofrezca siempre algo novedoso. Recuerda además que siempre es preferible calidad a cantidad.
  3. Documéntate. Escribe con conocimiento pues tu reputación está en juego. Si estás dando tu opinión sobre algún tema, es muy probable que aparezcan opiniones distintas. Esto es bueno. Pero asegúrate siempre que puedes rebatir estos comentarios con buenos argumentos.
  4. Transparencia. No ocultes ni engañes no sea que alguien te pueda sacar los colores. Al final, en las redes, todo se acaba sabiendo.
  5. Relevancia. Aporta contenido relevante, que añada valor. Te hará destacar. Posiblemente haya cientos, por no decir miles, de artículos en la red que hablan del mismo tema. Por ello, tienes que aportar algo nuevo, que realmente despierte el interés. Puedes lograrlo exponiendo tu punto de vista, comentando un nuevo aspecto, el tono que emplees…
  6. Responsabilidad. Asume tu responsabilidad como autor de lo que publiques. Todos nos hemos equivocado alguna vez y lo seguiremos haciendo. Y no pasa nada, siempre y cuando sepamos reconocerlo, rectificar y aceptarlo.
  7. Periodicidad. Un blog requiere un compromiso por parte del autor con sus lectores. ¿Te imaginas que un día fueras al quiosco y tu revista favorita no la hubieran publicado esa semana? ¡Vaya decepción! Lo mismo ocurre con un blog. Si consigues que los usuarios se suscriban  o lo visiten con asiduidad para leer tus actualizaciones, no los decepciones. Te has comprometido con ellos cuando decidiste crear el blog.

Si estás dispuesto a ser blogger y asumir todo lo descrito, ¡felicidades! Puedes ya comenzar a escribir tu primer post. ¿Miedo al post en blanco? Es posible. Otro día hablaré de dónde encontrar la inspiración. Muchas veces la idea tarda meses en llegar. Pero una vez que la encuentras, te sientas a escribir y en cuestión de un rato… ¡ya tienes un nuevo artículo! El secreto está en definir correctamente de qué queremos escribir y saber de ello.

¿Quieres añadir algún aspecto más que consideres a tener en cuenta antes de publicar un post? Te invito a dejar un comentario.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *